Transportar materiales no es solo llevarlos de un lado a otro: hay que protegerlos para asegurarse de que llegan en perfectas condiciones a casa del cliente. El embalaje de la carga, tanto para el transporte como para su almacenamiento, es muy importante para lograrlo: las pequeñas acciones son las que marcan la diferencia. La profesionalidad se mide por los detalles y utilizar un perfil de protección que salvaguarde los paquetes transmite una buena imagen de la empresa.
Incorporando cantoneras o esquineras, nos aseguramos de que el producto, esté situado en un palé o hoja deslizante, queda protegido de posibles choques durante su desplazamiento. No es necesario invertir demasiado tiempo para ajustarlas gracias al adhesivo que llevan en un ala lo que las fija con gran rapidez. Así se evita que los cantos sufran golpes y se estropeen. También las esquineras tienen la ventaja de repartir la presión del fleje y del film de manera que no se deterioran los materiales embalados.
Cuando se mejora el embalaje se optimiza el almacenamiento y el transporte ya que, por un lado, el producto es más fácil de apilar gracias a la resistencia de la cantonera en vertical. Y, por el otro, porque logra mayor estabilidad en altura lo que aumenta la cantidad de producto por palé. En definitiva, remontar palés y hacerlos más altos es más sencillo utilizando perfiles de protección.
Nuestros perfiles de protección estándar pueden imprimirse en hasta tres colores. De esta manera, no solo los palés se verán más protegidos si no que se reforzará visualmente la imagen de su empresa.

PER15.1  PER25